¿Tiene salidas la ingeniería informática en la actualidad?

Diseñador de apps, programador de páginas web, administrador de redes, consultor, analista de sistemas, arquitecto de software… Los ingenieros informáticos tienen ante sí un jugoso abanico de posibilidades en el mercado laboral, algo que, hoy por hoy, los convierte en unos privilegiados: más del 90 por ciento de ellos tiene trabajo y el número de ofertas de empleo en este campo es superior al número de estudiantes matriculados en la carrera. Y, sí, estos datos hacen referencia a España.

La demanda de ingenieros informáticos procede de áreas tan dispares como la educación, la cultura, la sanidad o la asistencia social, y, por supuesto, del ámbito de las tecnologías de la información y la comunicación (las famosas TIC); hablamos de centros de investigación, empresas de telecomunicaciones, de seguridad, de administración de bases de datos… Las compañías, públicas y privadas, solicitan especialistas en tráfico de páginas web, analistas funcionales, expertos en usabilidad, gestores de contenido, genios de los posicionamientos SEO y SEM, jefes de sistemas y, cómo no, encargados del soporte informático (muy duchos en el arte de lidiar con los ordenadores, las tablets y los teléfonos móviles que utilizan sus compañeros).

La inercia del sector, en evolución constante, abre nuevas puertas casi a diario a los ingenieros. Por eso, si bien es verdad que resulta difícil no colocarse, no es menos cierto que la competencia es de nivel, feroz, y que conviene actualizarse para no echar el ancla en la era de los microprocesadores de dieciséis bits y los disquetes tamaño folio. De hecho, hoy en día, en informática lo que es nuevo por la mañana corre el riesgo de quedarse obsoleto por la tarde (y si no, que se lo digan a todos los que tantas y tantas horas han invertido en dominar de arriba abajo el programa Flash, desarrollado por Macromedia).

Los actuales son tiempos de sistemas operativos móviles y de código HTML5, de e-business y de e-commerce, de marketing online y de estrategias en redes sociales. Son tiempos también para emprender dentro y fuera de nuestro país, tiempos en los que tienen posibilidades tanto los amantes de la programación como aquellos que se sienten tentados por la comunicación y la información, sin olvidar a los que han dado el salto a la auditoría y a las pruebas de software, de videojuegos…